En este momento estás viendo ¿Qué son las olas del café?

¿Qué son las olas del café?

Las olas del café hacen referencia a como el café fue evolucionando a lo largo de la historia, de la importancia que ha ganado en nuestras vidas y los sucesos que lo hicieron posible.

Primera ola

La primera ola del café comienza en los años 1800, impulsada por la revolución industrial y el aumento en las horas de trabajo en las fábricas de todo el mundo. Lo más destacado de esta primera ola fue hacer del café un artículo de consumo básico. Para lograrlo debía ser muy accesible en precio y disponibilidad.

Grandes empresas como Nestlé vieron la oportunidad de negocio en comercializar este producto y popularizaron el café instantáneo envasado al vacío. El café en esta primera ola significó para las personas una infusión muy simple de preparar que ofrecía un subidón de energía inmediato. En ese entonces no se sabía cuanta cafeína era recomendable tomar, el café era una bebida mágica accesible para todas las clases sociales y sexos y fue por esto que el café pasó de ser insignificante a un fenómeno mundial.

Segunda ola

La segunda ola del café comienza en la década de 1970 y tiene como impulsor a Starbucks. A medida que el consumo de café fue aumentando, los consumidores se fueron interesando cada vez más por la calidad y proveniencia del grano y comenzaron a exigir un mejor producto.  

Starbucks entendió a la perfección esta necesidad y fue pionero en hacer del tomar café, una experiencia. Esta segunda ola se caracterizó por la apertura de muchas cafeterías nuevas que tenían como propósito un lugar de encuentro y no solo un lugar para tomar café. Las cafeterías ya existentes, adaptándose a este nuevo concepto, cambiaron la arquitectura y el diseño interior de las mismas. El objetivo era que la gente se sintiera cómoda y que el café fuera una excusa para socializar, salir e involucrarse.

El hecho de mejorar la experiencia funcionó como estrategia para justificar los precios que comenzaron a aumentar a causa de una mejor calidad en el café. Se valoraba más el café en grano natural entero de distintas regiones del mundo que los instantáneos de procedencia desconocida.

Otro de los aspectos importantes de esta segunda ola, fue involucrar a los jóvenes. El café era una bebida mayoritariamente consumida por adultos. Bebidas como los frapuccinos o combinaciones con leche y siropes se introdujeron al mercado con el propósito de despertar interés en un público más joven, una de las tantas jugadas que posicionó al café por encima de la cerveza, licores y vinos, principalmente en Estados Unidos, donde se popularizó Starbucks.

Tercera ola

La tercera ola del café comienza en los años 2000, impulsada por la fundación de la SCA (Specialty Coffee Asociation).

El café siempre se rigió dentro de la bolsa de valores, por lo cual su valor fluctuaba en función a eventos globales. Con el creciente interés de los consumidores por la trazabilidad del café, se fundó la SCA, organismo que regula el café de especialidad, otorgándole valor al trabajo de los caficultores pequeños y medianos para que estos puedan enfocarse en lograr un producto mucho más cuidado y generar un comercio justo que proteja a la cadena de producción.

La SCA sabía que de nada servía tener un grano de calidad superior si al momento de transformarlo en una infusión no se hacía correctamente. Por eso también se focalizó en la correcta capacitación de baristas y de maestros tostadores para que pudieran reconocer las características de cada grano y exponerlas al máximo. Todo este trabajo fomentó la apertura de cafeterías de especialidad en todo el mundo, lugares de encuentro para los amantes del café, donde podemos acercarnos al barista y preguntarle sobre el origen y proceso del café que estamos a punto de disfrutar.

Otro aspecto importante de esta tercera ola, es la popularización de los métodos. A través de los años, incluso en el presente, se fueron inventando nuevas formas de preparar café y esto se debe a que existe una cantidad infinita de cultivares, procesos y perfiles de tostado que le podemos dar a un grano de café y cada una de esas combinaciones tiene un método de preparación justo que permite una extracción perfecta.

Cuarta ola

La cuarta ola del café comienza en los años 2020, impulsada por la pandemia del coronavirus.

En tiempos de pandemia, la principal forma de estar conectados fue a través de las redes sociales. Muchos baristas profesionales empezaron a crear contenido en plataformas como YouTube o Instagram dedicado a los “home baristas” para continuar con el intercambio consumidor-barista que habían ya logrado en la tercera ola. Al estar en nuestras casas la mayoría del tiempo, el preparar nuestro café se convirtió en un verdadero ritual. El placer no solo estaba a la hora de tomarlo sino en el arte de crearlo. Acompañando esta cuarta ola se crearon tiendas dedicadas a los home baristas donde pueden comprar todos los esenciales para preparar el café en sus casas e invitar a sus amigos y familiares.

Existe un trabajo conjunto entre los consumidores, las cafeterías de especialidad y las tiendas de métodos donde se puede degustar y aprender sobre los diferentes cafés en los distintos métodos y luego replicar el que más le haya gustado.

Hoy en día existe una infinidad de información y recetas que se comparten y esto genera que la comunidad cafetera global continúe expandiéndose y mejorando.
Esta información y la posibilidad de poder obtener los mejores granos de café hacen sin duda uno de los mejores momentos para nosotros, los amantes del café.

A disfrutar!

TEAM RANCH

  • Categoría de la entrada:CAFÉ

Deja una respuesta